lunes, 7 de diciembre de 2015

Altu el Corzu y Sierra el Charcu desde La Rebollada (Somiedo).

Altu el Corzu y Sierra el Charcu.
Vuelta al Valle del Cuermichán desde La Rebollada.

Por los dominios oseros de Pigüeña.

Parque Natural de Somiedo.



Una vez más nos reunimos un buen número de amigos ante la oportunidad de recorrer recónditos  lugares y olvidadas sendas guiados por Víctor Martín Álvarez "Orbayu"; experto conocedor de este Parque Natural de Somiedo.
Desde La Rebollada, y por las faldas de la Serrantina, nos adentraremos en el valle del Cuermichán. Pasando por las brañas del Tornu y Cotabetchu alcanzaremos el Cutchao Tchagüeños, divisoria con Cangas de Narcea. Por el Camín de los Arrieros, recorreremos las Bobias y haremos cumbre en el Alto el Corzu. Vuelta a las Bobias para elevarnos a la Sierra el Charcu, recorriendo su cuerda, descenderemos al collado del Chanu el Charcu, desde donde, por la Cuesta Garrida, continuaremos en descenso entre piornos un tanto salvajes y hayedo hacia el Cutchao y la preciosa braña el Brañuetu.
Por el camino carretero del Cuermichán, regresaremos a La Rebollada dándole la vuelta así al Valle de Cuermichán.


Cota mínima: 820 m.
Cota máxima: 1634 m.
Desnivel acumulado: 1000 m.
Distancia: 14,5 km.
Tiempo: 6:55 h (con las paradas).
Por la AS-227 que asciende al Puerto de Somiedo, nos desviaremos en Aguasmestas, continuando por la carretera que va a Villar de Vildas, abandonándola a la altura de Robledo para continuar por otra que nos ascienda, tras unas cuantas y buenas curvas, a La Rebollada, donde aparcaremos a la entrada del pueblo (820 m). No hay mucho sitio para aparcar.
Buen grupo de amigos nos reunimos hoy, y es que estas salidas de Víctor no se pueden perder. Son oportunidades únicas de conocer el Somiedo más desconocido de manos de un experto.

Buscando la parte alta del pueblo, recorremos sus calles con buena pendiente, fijándonos en los numerosos detalles que encontramos.

Así que, una vez en la parte alta de La Rebollada, cogemos con rumbo Oeste el camín carretero de la braña El Tornu.

Hormigonado camino en sus tramos iniciales que vamos recorriendo cómodamente.

Alcanzamos la Cuendia Alta, donde vemos así de colorido el bosque del valle por el que desciende el arroyo Cuermichán hacia el valle del Pigüeña.

Hacia el Suroeste vista al valle de Cuermichán, con el Cutchao Tchagüeños, a donde nos dirigimos en la cabecera del valle. A su izquierda, la Sierra el Charcu. En el fondo del valle, la Braña el Cuermichán.

Rápidamente llegamos a las primeras cabañas de la braña del Tornu.
La pista que hasta ahora seguimos, asciende hasta el núcleo principal de la braña, nosotros la abandonamos por este camino en ligero descenso al lado de esta cabaña (1020 m).

Brañas del Tornu.
(Vista atrás)

El camino por el que continuamos con rumbo Suroeste hacia el Cutchao Tchagüeños, discurre por la vertiente oriental de la Serrantina. Progresivamente irá siendo engullido por la vegetación, aunque está bien marcado y se recorre perfectamente. En verano, puede que sea peor, cuando esta vegetación de piornos y helechos alcance su punto de exuberancia más salvaje.

Alcanzamos la buena fuente de Las Fontes (1093 m).
Una obligada parada para "repostar".

Y llegamos a esta guapa pradería del Chanu el Feno (1146 m).

A nuestra derecha, la cuerda de la Sierra de la Serrantina. Flanco occidental del Valle del Pigüeña.

Nos adentramos en la vatchina del Vatche las Cuevas.
Abandonamos la zona de piornos y cruzamos su torrentera.

Para continuar por guapa mancha boscosa.

Algún detalle.

Una vez más entre piornos a cielo abierto. Por aquí encontraremos un sendero que baja a la braña del Cuermichán. Nosotros hacia una segunda vatchina, también con riega y zona boscosa.
Vatche el Corisco.

Nuevamente a zona abierta, para, a continuación, elevarnos a la fuente del Fontanón de Cotabetchu (1277 m).

Rápidamente alcanzamos la braña del Cotabetchu (1326 m).
Sus cabañas ya arruinadas.

Rebasada la braña, poco nos queda ya para llegar al Cutchao Tchagüeños.

Una vista atrás del valle de Cuermichán que venimos remontando.

Cutchao Tchagüeños (1413 m).
Estamos en la divisoria con Cangas de Narcea.
Buena vista hacia el Rabo de Asno.

No nos detenemos mucho que sopla un aire bastante frío.
Con rumbo Sur, abandonamos el Cutchao Tchagüeños.
Una vista atrás del collado con La Serrantina de fondo.

Y seguidamente nos internamos en el Hayedo de Tchagüeños que vamos recorriendo por amplio camino en suave ascenso.
(Vista atrás)

Salimos del hayedo para recorrer por marcado y tendido sendero el Camín de los Arrieros por la Granda el Recueiro.
Ahora mismo estamos en tierras de Cangas.

Estamos sobre el Valle Xunqueras y destacando sobre él, el Rabo de Asno.

Al frente, nuestro primer objetivo, el Altu el Corzu. Justo detrás de él, el Tchandurrio.

En un guapo tramo por hayedo, ascendemos por Las Bobias.

(Vista atrás)

Culminando este pequeño ascenso en el Cutchao Las Bobias (1466 m).
Justo en la línea divisoria.


Buenas vistas sobre el Monte Bocibrón y las cumbres somedanas.

Por la línea cumbrera de Las Bobias, nos dirigimos hacia el ya próximo Altu el Corzu.

Siempre por el borde del bosque de abedules y siguiendo la divisoria.
Una vista atrás hacia la Serrantina y la Sierra el Charcu.

Camino bien evidente por La Abedulina que pronto abandonaremos.

Para tirarnos hacia la cumbre por donde mejor lo veamos.

Buena pendiente pero sin complicación, más que la inherente a este terreno con mucho monte bajo por el que progresamos.
Abajo vemos la braña y valle de Xunqueras.

Cumbre del Altu el Corzu (1634 m).

Buenas vistas desde esta cota.
Hacia el Norte:
A la izquierda, la Sierra de la Serrantina. En el centro, la del Charcu, a donde seguidamente nos dirigiremos.
Justo delante, Las Bobias y el Monte Bocibrón.

Hacia el Este:
Una panorámica hacia el Valle del Pigueña y algunas cumbres somedanas.
Ahí abajo estaría Villar de Vildas

Al Sureste, Mocoso, Penouta (ver ruta), Peñas del Nuncio, Cornón y Cogollo Cebotcheo

Al Sur y muy próximo, el Tchandurrio.

Foto de rigor del "pequeño" grupo que hoy nos reunimos.
(Foto Javier Villa Cienfuegos)

El descenso lo hacemos por la misma vertiente noroccidental del ascenso.

Para volver a recorrer el hayedo de Las Bobias.

Y comenzar, con rumbo Norte, el ascenso a la Sierra el Charcu.

Como el Corzu, sin ninguna complicación.

Una vista atrás hacia Las Bobias y el Altu el Corzu.

Lo único tener precaución con las trincheras de la Guerra Civil que nos encontraremos cerca de la cumbre y que pueden pasar inadvertidas.

Cumbre de la Sierra el Charcu (1540 m).
Erróneamente nombrada por el IGN como La Fana.

Las vistas parecidas a las del Corzu.
Foto del grupete.

Con rumbo Noreste, continuamos por la cuerda, sin sendero definido y algo tomado, pero sin complicación.

(Vista atrás)

A nuestra derecha, el Monte Bocibrón y el Valle del Pigüeña.

Nos aproximamos al collado del Chanu el Charco la Poza Garrida (1413 m).

Una vez en el Chanu el Charcu, buscaremos un senderín que, con rumbo Norte, nos descienda monte abajo.

Sendero por el que enseguida nos irá engullendo la escoba.
Descendemos por la Cuesta Garrida.

Las escobas van aumentado su tamaño pero el sendero se sigue bien.

Aunque alguna vez incomoden un poco, por lo que entiendo que la persona no acostumbrada a estos lances se pueda llegar a agobiar. Nosotros somos bastante aficionados a estos temas.

Alcanzamos una vertical campera (1227 m), donde perdemos el sendero.
En la vertiente opuesta del valle, podemos ver la traza del camino de Cotabetchu y Tchagüeños seguido hace unas horas.

Hemos descendido unos pocos metros de más hacia la campera. Tendremos que volver a subir.
La cuestión es seguir, más o menos las curvas de nivel a unos 1240 m con rumbo Noreste por el hayedo, pronto encontraremos la traza, aunque no muy evidente, del tendido camino.

Que cómodamente nos llevará al Cutchao (1212 m).
Se conserva algún resto de cabaña.

Abandonamos el Cutchao por un tramo de hayedo bordeando una vaguada.
Siempre por marcado camino.

Una vista atrás hacia el Cutchao. Más al fondo, el Cutchao Tchagüeños.

Salimos a zona abierta recorriendo un tramo de piornos sin mayor dificultad, siempre siguiendo el sendero.

Para entrar otra vez en hayedo e ir bordeando otra vaguada. 

Por la que en descenso llegaremos a la braña del Brañuetu.

El Brañuetu (1040 m).
Preciosa braña.

Con casi todas sus cabañas en pie.

En el Brañuetu, ya enganchamos un buen camino carretero que nos bajará al fondo del valle.

Descendemos por las Solanas, donde junto a su cuadra, debemos librar un buen cierre que corta el camino. Ya sin más dificultad, cruzamos el arroyo Cuermichán saliendo al camino carretero homónimo. Pasando sobre la Cabana de Vatchina Cereizales, que vemos en la foto, llegamos de vuelta a La Rebollada cerrando la circular.

Os dejo el perfil de elevación.

Siempre es un privilegio tener la oportunidad de poder recorrer estos parajes somedanos de la mano de Víctor Martín Álvarez "Orbayu".
Os recomiendo encarecidamente su obra de reciente publicación. 
Imprescindible para cualquier montañero o amante de Somiedo, donde no sólo encontrareis opciones montañeras totalmente desconocidas, sino también la historia y costumbres de sus gentes.

Un saludo!!

9 comentarios:

  1. Estupendo reportaje David, una ruta guapa guapa, hasta la próxima, un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Diego!! Estes rutes de Orbayu nunca defraudan.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Cada vez te superas en fotos y sobre todo en tus descripciones de las rutas. Un reportaje espléndido David, presta muchísimo volver a recorrerlo. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Paloma. El mérito de Orbayu con esa labor de investigación de toponimia que hace.
      Un abrazo!!

      Eliminar
  3. Estoy de acuerdo con Paloma. Se nota muchísimo el alto nivel que estás adquiriendo en lo relacionado con la toponímia de las zonas que visitas. Tus reportajes son muy descriptivos y para los que no conocemos mucho la zona, son muy de agradecer. ¡Sigue en esa línea compañeru! P.D.: ¡Cuánto lamento no disponer de tiempo para poder acompañaros! Esta ruta, creo que sin un buen guía; aún disponiendo del track, sería un tanto complicada. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Viti!! pero, como le decía a Paloma, en este caso el mérito de Orbayu; un gran trabajo el que realiza, sin duda.
      Con respecto a la dificultad, sólo habría un punto conflictivo, pero leyendo las indicaciones que doy y siguiendo el track, no debería haber problema.
      Un abrazo!!

      Eliminar
  4. Estoy de acuerdo con Paloma. Se nota muchísimo el alto nivel que estás adquiriendo en lo relacionado con la toponímia de las zonas que visitas. Tus reportajes son muy descriptivos y para los que no conocemos mucho la zona, son muy de agradecer. ¡Sigue en esa línea compañeru! P.D.: ¡Cuánto lamento no disponer de tiempo para poder acompañaros! Esta ruta, creo que sin un buen guía; aún disponiendo del track, sería un tanto complicada. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Una ruta muy guapa por zona desconocida de Somiedo. Saludos

    ResponderEliminar